Mendoza, de de ·  

Argentina EN AURORA 91.3 Martes, 2 de Marzo de 2021

"Que el Padre Opeka gane el Nobel de la Paz sería un acto de justicia"

Lo dijo Gastón Gasparotti, una de las personas que más conoce al Padre Pedro Pablo Opeka, el cura argentino que misiona en Madagascar, en Aurora Argentina.

Martes, 2 de Marzo de 2021
Aurora Radio Primeros desde el amanecer. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Martes, 2 de Marzo de 2021 | Lo dijo Gastón Gasparotti, una de las personas que más conoce al Padre Pedro Pablo Opeka, el cura argentino que misiona en Madagascar, en Aurora Argentina.

Gastón Vigo Gasparotti compartió su increíble historia junto al padre Pedro Opeka, su viaje a Madagascar y un proyecto en Argentina para ayudar a los más necesitados. Una imperdible charla en Aurora 91.3.

Leé más: Juan Carlos de Pablo y sus recomendaciones en este difícil presente económico

Pedro Pablo Opeka fue nominado nuevamente al Premio Nobel de la Paz por su trabajo humanitario con los más necesitados en Madagascar, África. Allí trabaja hace 51 años y fundó Akamasoa, una ciudad montada sobre un basural donde rescató a 500 mil personas de la pobreza.

"Soy una persona común y corriente que se crio en una familia que siempre me dijeron que debía ayudar a los demás. Empecé con los voluntariados, siempre fui mucho de leer y comencé a combatir la desnutrición infantil en su profundidad".

  • Gastón Vigo Gasparotti en Madagascar.

"Uno cuando va a Madagascar los primero que se encuentra con un país devastado, un 92% de la población vive con menos de dos dólares por día y es terrible la desnutrición infantil".

"En los primeros treinta días enterramos a cinco personas, allá la muerte está muy presente. Me impactó todo lo que es Madagascar, es pobreza, muerte y desigualdad".

Leé más: Banana Pueyrredón: "Es maravilloso volver a trabajar"

Tras el viaje a Madagascar, en 2019 Gastón Vigo puso de pie la ONG en el país. Akamasoa Argentina frecen un programa de guarderías, jardines infantes y oficios, y en diciembre de 2020 lograron comprar cuatro hectáreas donde planean construir las primeras viviendas. 

"Lo primero que tuve que hacer fue despertar el coraje, hacerles entender que en este trabajo todos somos pilares, que es un combate codo a codo, una rabia y una pasión por abrazar esa pobra y salir juntos de esa situación con un trabajo diario y permanente", menciona.

Sin embargo, como describe, "no hay una fórmula mágica" para lograrlo: "En Argentina la realidad de la pobreza es dramática y vergonzosa. Es un país donde no faltan alimentos y los niveles de pobreza asustan".

Escuchá la nota completa en Un día perfecto: